AMNISTÍA INTERNACIONAL
COMUNICADO DE PRENSA

1 de octubre de 2011

La prohibición de la Marcha del Orgullo Gay de Belgrado, un día triste
para los derechos humanos en Serbia

La decisión de las autoridades serbias de prohibir la Marcha del Orgullo
Gay es “un día triste para los derechos humanos”, ha dicho Amnistía
Internacional.
El Consejo de Seguridad Nacional serbio informó hoy de que la marcha no se
celebraría debido a las amenazas contra la seguridad por parte de grupos
de extrema derecha, que según los informes habían amenazado con realizar
actos de violencia y provocar incendios por toda la ciudad si el evento se
llevaba a cabo.
“Las autoridades serbias, como hicieron en 2009, han cedido a las
presiones de grupos de extrema derecha que no comprenden ni respetan los
derechos a la libertad de expresión consagrados en la Constitución y la
legislación serbias”, ha dicho Sian Jones, investigadora de los Balcanes
de Amnistía Internacional.
Amnistía Internacional considera que la prohibición de la Marcha del
Orgullo Gay es un gran paso atrás para los derechos humanos en Serbia y
una inmensa concesión del gobierno a los grupos nacionalistas de extrema
derecha, en particular a Dveri y Obraz, que han orquestado la oposición al
evento.
“De nuevo, el gobierno ha presionado a los organizadores para que cancelen
la Marcha, en lugar de apoyarlos y garantizar sus derechos. En vez de
ondear las banderas del arco iris, es un día triste para los derechos
humanos en Serbia, ha dicho Sian Jones.
Esta es la cuarta vez que se organiza el la Marcha del Orgullo Gay en
Belgrado. En 2010, la policía protegió a los participantes contra más de
5.000 contramanifestantes violentos y, según los cálculos, hubo más de un
millón de euros en daños a la propiedad. En 2009 la Marcha no pudo
celebrarse, pues las autoridades se negaron a proporcionar seguridad en el
último momento, tras las amenazas de grupos ultraderechistas.
El alcalde de Belgrado se ha negado a apoyar la Marcha, afirmando que el
acto es un riesgo para “la propiedad, los miembros de la población gay, la
policía y los ciudadanos de Belgrado”.
Amnistía Internacional considera que la prohibiciíon de una Marcha del
Orgullo Gay viola la obligación del gobierno serbio a garantizar la
libertad de expresión y reunión. Además, la organización teme que esta
prohibición, en el marco de las amenazas de grupos homófobos, dé luz verde
a quienes tratan de negar los derechos de las personas LGBT y socave el
derecho a la no discriminación.
“Es un gran paso atrás para los derechos humanos en Serbia y una inmensa
concesión a los grupos nacionalistas de extrema derecha, en particular a
Dveri y Obraz, que han orquestado la oposición a la Marcha”, ha dicho Sian
Jones.

Más información
Amnesty International supports the Belgrade Pride (Declaración pública, 28
de septiembre de 2011)
Serbia: El Orgullo de Belgrado debe seguir adelante (Acción Urgente, 26 de
agosto de 2011)

Leave a Comment

Contáctanos

Contestaremos tan pronto como nos sea posible

Start typing and press Enter to search